Sin lugar a dudas, el de Stone Giant en el Teatro Vorterix el jueves pasado fue uno de esos recitales que se te quedan grabados en la retina. No habría mucho más para agregar que la simple definición de “uno de los mejores shows que me tocó vivir en los últimos meses”.